Ya sabéis los que me seguís que para muchos casos no soy el
mayor amigo del diseño “web responsive” hay algunos inconvenientes importantes en
la balanza frente a las ventajas (que hay, por supuesto)
Este artículo no lo escribo para desmitificar las ventajas,
que repito, las hay, sino para poner en relevancia las desventajas que hay que
tener en cuenta antes de acometer el cambio total de la web por un diseño de
estas características en ciertos proyectos,
De inicio, recuerde que si su web es nueva y por las razones
que fueran no se diseñó “responsive” no se preocupe, no cambie la web hasta que
sea necesario por el fin de su ciclo de vida. Sabrá en que momento es pero
descarte por el motivo “responsive”. También les comento que si hay gran
cantidad de imágenes en la web simpre va a tener más sentido este diseño que si
lo que prevalece son los texto. Páginas web con muchos contenidos no facilitan
la adaptación a los móviles por la vía “responsive”
¿Qué está pasando?
Ya en el 2014 hay más usuarios que hacen uso de sus dispositivos
móviles para acceder a internet que los que lo hacen desde el dispositivo de
escritorio por lo que el acceso mobile ya es prioridad absoluta para los
desarrolladores web.
Muchos amigos (que los sois todos) me preguntan si ese es el
camino a seguir. Me dicen que todo el mundo se lo recomienda, que han leído
muchos artículos invitándoles a seguir esa corriente y que en muchos casos les
obliga a empezar desde cero con su web y que qué deben hacer.
De entrada, aunque muchos de vosotros ya lo sabéis, os voy a
explicar  a grandes rasgos qué es el
diseño “responsive” y por qué en muchos casos no es interesante hacer este tipo
de diseño.
¿Qué es el diseño “responsive”?
Según la Wikipedia (que parece que es la fuente universal de
conocimiento verdadero….)  El diseño web
adaptable o adaptativo, conocido por las siglas RWD (del inglés, Responsive Web
Design) es una filosofía de diseño y desarrollo cuyo objetivo es adaptar la
apariencia de las páginas web al dispositivo que se esté utilizando para
visualizarla. Hoy día las páginas web se visualizan en multitud de tipos de
dispositivos como tabletas, smartphones, libros electrónicos, portátiles,
PCs,… Además, aún dentro de cada tipo, cada dispositivo tiene sus
características concretas: Tamaño de pantalla, resolución, potencia de CPU,
capacidad de memoria,… Esta tecnología pretende que con un solo diseño web
tengamos una visualización adecuada en cualquier dispositivo…..
Gracias a este diseño, los usuarios tendrán acceso a una
única fuente de contenidos, dispuestos de manera que van a ser fáciles de leer
y de navegar por ellos con un mínimo de cambio de tamaño, visualización y el
desplazamiento por las páginas web cuando son visualizadas en un dispositivo
móvil.
Como comentábamos anteriormente las páginas web que dependen
de las imágenes pueden ser buenos candidatos para este tipo de diseño pero para
muchas páginas web o blogs con mucho texto o con muchas opciones de contenido,
vías de navegación, etc. puede que no sea la mejor opción. ¿Por qué?
1. Cuidado con no
ofrecer al usuario lo mismo por diferentes canales alternativos.
Les ha pasado a muchas empresas en el mundo “real” . Todavía
recuerdo el mini restaurante de la cadena española Rodilla en la terminal 4 del
aeropuerto de Madrid. La oferta de producto, la presentación, la forma de
servir y lo peor, el precio, no se correspondía a lo que el usuario conocía de
un Rodilla real. Adivinen lo que pasó. Cerró, y ahora mismo el local es un gran
MacDonalds que es idéntico a los que hay en cualquier ciudad.
No hay cosa peor en el diseño web que confundir al usuario
final y curiosamente eso es exactamente lo que el diseño “responsive” podría
hacer.
En un blog, por ejemplo, siempre hay un diseño “estándar”
ampliamente aceptado por los usuarios. Ese diseño básico se repite en millones
de blogs y es lo que la gente espera por lo que se ofrece “responsive” no es
tan bueno como parece (mi blog es un ejemplo, ya saben que en casa del
herrero…blogger hace lo que quiere)
2. ¿Es más caro y
lleva más tiempo de desarrollo?
En términos generales, un diseño  web “responsive” normal no va a costar más que
un diseño “no responsive” pero si es cierto que si hay que cambiar algo que
recientemente se ha construido pues evidentemente es pagar el doble por lo
mismo. Si es posible, que para hacer algo “redondo” lleve más tiempo de
desarrollo por lo costará más. También téngalo en cuenta.
Es cierto, puede ser más barato, si nos ahorramos el
desarrollo mobile pero repetimos que en la mayoría de los casos es engañarnos y
tener algo que no va a funcionar en mobile.


3. Los diseños a
veces no responden a la finalidad para lo que se han construido

La mayoría de las veces el objetivo es cumplir con la “moda
mobile” y a ver que pasa en un tiempo. Eso no es una finalidad y esta no es la
finalidad del “responsive”
4. ¿Los tiempos de
carga?
Uno de los argumentos detrás de diseño “responsive” es que
los dispositivos móviles a menudo operan con conexiones a internet muy lentas y
este diseño garantiza tiempos de carga óptimos.
Suena bien, si fuera siempre verdad,  pues muchos de estos diseños no disminuyen el
tiempo de carga. Muchos desarrolladores ocultan elementos para este fin pero
esa no es una solución en el mundo real, es una práctica común y en realidad es
una mala práctica.
Una solución óptima (y no es responsive) es utilizar lo que
llamada carga diferida, que esencialmente es un truco para cargar los elementos
de uso más intensivo que hayamos detectado en la navegación móvil.
5. ¿Compromiso?
El diseño “responsive” es un compromiso que nos hace el
diseñador para que las pantallas aparezcan óptimas en dispositivos móviles.
¿Ótimas, para quién?, ¿para el diseñador?, ¿para usted?
Muchos usuarios móviles van a verse frustrados cuando vean su diseño diferente
y no volverán a su sitio móvil. Diferente pero óptimo….
Estas razones o argumentos subjetivos (según mi punto de
vista) son algunos que nos debemos plantear antes de desarrollar alguna
iniciativa “responsive” con nuestra web. Tengámoslo en cuenta y sobre todo
acudamos a un buen profesional para que nos aconseje sobre lo que hay que hacer
antes de que sea tarde.
Como siempre quiero que no se vayan del artículo sin algún
“tip” les dejo con algunas herramientas para que su “sitio web” sea responsive.
– MoFuse http://mofuse.com
– GoMobi http://gomobileinnovations.com

– Mobi Ten http://mobiten.com